Los escaparates de Madrid

Estándar

_MG_1249

Así funciona la morriña. Te hace extrañar incluso aquello que, en su momento, te pareció espantoso.

_MG_1264

Cuando llegué a Madrid, lo reconozco, estaba espeluznada. Los encontraba feos, sin ningún tipo de gracia, cariño o elegancia. No podía creer que las zapaterías dedicasen una porción de sus escaparates a horrendas zapatillas de andar por casa.

_MG_1253

Puede parecer un comentario frívolo, pero mi sentido estético de italiana se sentía profundamente ofendido por estos escaparates. La cantidad de cosas arremolinadas detrás del cristal, la disposición, la falta de criterio, de armonía, de aire… todo, todo me parecía tremendo. Una agresión estética al peatón. Ni más, ni menos.

_MG_1252

Hasta que poco a poco fui aprendiendo a conocer y a querer al Madrid castizo. A entender que la falta de glamour conlleva una libertad de expresión inmensa, porque la gente en Madrid prefiere ser antes que aparentar.

Tienda Lavapiés

Y entonces me convertí al escapartismo madrileño. Hoy soy su fan número 1 y sí, voy a echar de menos esos cuadros surrealistas que adornan las calles de la capital.

Anuncios

Acerca de Valeria Saccone

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s