La seguridad

Estándar

carta johannes

“Querida Valeria, noticia urgente: he hablado con Frau Kraft de Endemol Producciones. Te ofrecen un puesto de ayudante de dirección o de producción con un contrato fijo desde diciembre de 1998 hasta octubre de 1999 con un sueldo de unos 3.000 marcos al mes. Les he dicho que les llamarás el lunes.
Deberías hablar con Frau Kraft (mejor) o con Tim Hengesbach de nuevo a este número de teléfono…
Tiene muy buena pinta!!!
Por favor, mándame un mail o llámame para confirmarme que has recibido la noticia. En caso de que hasta el sábado no hayas aparecido, te llamaré.
También deberías llamar a los de la Öko-Bildungswerk, que te están buscando.
Mucha suerte, Johannes”

A los 19 días de estar en Madrid, me llegó este correo electrónico de mi ex novio. Tras un año de intensa búsqueda de trabajo en Colonia, me ofrecían un contrato de 10 meses, con un sueldo excelente, en un reality de bomberos.
En aquel momento estaba haciendo una pasantía en El País, eso es, unas prácticas sin remuneración, a la espera de hacer las pruebas de acceso para el Máster de Periodismo, en noviembre de 1998.
No tenía ninguna certeza de que sería admitida. Todo lo contrario. Siendo extranjera y con un castellano autodidacta, más bien tenías pocas perspectivas de poder realizar mi sueño.

Köln

Por otra parte, en Colonia me esperaba mi novio. y al fin y al cabo había estado un año intentado conseguir un empleo en algo relacionado con el periodismo.
El factor bombero tampoco me parecía un aliciente. Debe ser que el cuerpo alemán no está tan bueno como el español, o a lo mejor aquella Feria de Sevilla en la caseta de los bomberos me cambió a perspectiva… pero ésta es otra historia.
Ahora aceptaría de cabeza un oferta de este tipo, jijiji.

El caso es que entonces yo quería ser periodista de verdad y sabía, tras mi paso por la Deutsche Welle, que para aprender a trabajar con las fuentes de la información tenía que hacer sí o sí la ‘mili’ en un periódico. Y aunque era la última becaria de la redacción, estaba en el diario principal de España y uno de los más respetados en América Latina.

Köln2

Pasé tres días comiéndome la cabeza. Lo peor es que en Madrid no tenía a nadie de confianza con quien debatirlo. Los compañeros de la sección de Local de El País apenas me conocían. No estaban al tanto de mi trayectoria, era difícil pedir un consejo de este tipo a cualquiera.

Un día reventé y le conté mi dilema a con Antonio Jiménez Barca.
Me preguntó a bocajarro:
– ¿Tú quieres ser periodista?
– Sí.
-Entonces déjate de tele y de programas. Tu sitio es aquí, en el periódico.

Le eché valor y me arriesgué. Al fin y al cabo había luchado por obtener unas prácticas en el País y tenía que intentarlo. Si hubiese regresado a Alemania para coger lo único seguro que tenía, me habría pasado la vida preguntándome cómo habría sido mi vida en España, si habría conseguido entrar en el Master y hacerme un hueco en mi querido Madrid… A toro pasado, bien que hice.

rio_de_janeiro_brazil

Algo parecido está pasando ahora. Durante el mes de enero, todos los días me he despertado con una sensación de profundo desasosiego. Desde mi cama me preguntaba, mirando a la pared verde del salón que tanto amo, por qué narices no puedo ser como los demás y quedarme quieta.
Me preocupaba la incertidumbre, me aterraba la certeza de que mi nivel económico va a empeorar.
Tenía miedo, vaya. Miedo al cambio, miedo al fracaso, miedo a tener que dar varios pasos atrás para dar uno adelante.

P1090493

El año pasado, cuando estaba llevando a cabo el proyecto fotográfico en las favelas, sondeé el mercado para ver qué posibilidades tenía con mis seis idiomas y mi experiencia de obtener papeles y un buen trabajo.
Resultado de la investigación: NINGUNA.

Durante un año, me he preparado para enfrentar el desapego a mi casa, mi nido; la precariedad, tras 14 años de estabilidad laboral; he ido haciendo una cura de humildad para mentalizarme de que un día estás en la tele informando y otro estás a lo mejor acompañando a un grupo de turistas rusos en Rio, el mismo curro que hacía durante la facultad para costear mis viajes en verano.

El no poder entrar por la puerta grande a Brasil ha puesto a dura prueba mi motivación, pero el resultado es: quiero.
Quiero vivir este año en Rio de Janeiro. Van a pasar un montón de cosas interesantes para un periodista y yo quiero estar allí para contarlo.
De forma remunerada, si me dejan. Si no, en mi blog.

Pero sí quiero.

_MG_1262

Es la misma sensación que sentí hace 15 años cuando me tentaban los bomberos alemanes. Aposté por Madrid y menos mal.
Vamos a ver qué tal la jugada esta vez.
Eso sí, voy a echar mucho de menos la seguridad que había conseguido en Madrid, aquella vida confortable que te hace sentir que te has aburguesado y no te importa, porque mola. También la seguridad de poder volver sola a casa en el medio de la noche sin tener que andar con taquicardia.
Eso no tiene precio y los brasileños que viven en Madrid lo saben.

Ya no hay vuelta atrás. Me he liado de nuevo la manta a la cabeza. Que sea lo que Iemanjá y Ogum quieran.
Me rindo a mi corazón.

Anuncios

Acerca de Valeria Saccone

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

»

  1. Hola,
    Me llamo Sergio, aunque soy de Cádiz me identifico mucho con tu historia.
    Yo también viví en Madrid bastante tiempo, 10 años y sé perfectamente de qué hablas. Hace un año y pico dejé la capital para irme a África, persiguiendo mis sueños, hoy aún sigo allí, de hecho te escribo desde Uganda.
    Por eso me gustaría apoyarte en tu nueva etapa, esta vida está hecha para los que buscan la felicidad, para los que ganan mucho cuando dan ese paso y para los que ganan menos. Porque cuando se persiguen los sueños nunca se pierde.
    Si algún día te aburres y no tienes plan para salir a bailar samba :D, quizás te apetezca leer un rato mi blog. No explico mi historia, no era mi intención, simplemente cuento momentos que recuerdo de mis viajes y cómo los recuerdo.
    Un abrazo, y sigue escribiendo!
    http://sergiogil.byethost17.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s